4 de octubre de 2014

LAS VENTAJAS DE ESTAR EMBARAZADA


Sé que me he pasado los últimos escritos hablando mal del embarazo y de las fatídicas consecuencias que tiene éste sobre nosotras, pero hoy he querido darme un espacio para reconocer las dos caras de la moneda y hablar también sobre las cosas buenas que nos ocurren durante este periodo.
Espero que lo disfruten con una sonrisa en la cara:

1.- Aunque también lo lograrías con un tratamiento facial, en el último trimestre de embarazo la piel se te pone súper radiante, tersa y uniforme. Todo el mundo lo nota y te lo dice! Te suben el ego hasta las nubes y tú no haces otra cosa que amarlos por lo que te dicen.

2.- Si eras de las pocas favorecidas por el Dios de las Tetas, con el embarazo te sentirás como la Pamela Anderson de tu ciudad. Parecerá que te pusiste siliconas y jamás te sentirás ofendida por los ojos saltones de los mañosos de la calle.

3.- Serás capaz de dormir 15 horas diarias sin que un terremoto te despierte y cuando finalmente lo hagas, no sentirás culpa ni remordimiento alguno. La gente a tu alrededor te cubrirá con una manta y velará por tus sueños porque eso es lo que las mujeres embarazadas nos merecemos: dormir todo lo que se nos antoje!

4.- El cabello deja de caerse desde el día uno de embarazo y terminas con una cabellera abundante, sedosa y súper brillante. De pronto tu humanidad podría hacerle competencia a cualquier modelo de comercial de shampoo. 

5.- Tus antojos nunca se verán como un capricho egoísta y las personas que te los consientan serán vistos como héroes y buenas personas por atenderte y alimentarte.

6.- Puedes comer como cerda sin sentir vergüenza, culpa o remordimiento. La gente comprende que estás embarazada y aunque estés con la boca grasosa y el pecho sucio de comida, todos te verán con ternura y jamás te criticarán.

7.- Tu marido de pronto se vuelve como el más cariñoso, el más consentidor, el más bueno y el más tolerante. Te ama más que nunca porque le estás dando a su hijo y tú ves la posibilidad de aprovecharte de aquello de vez en cuando.

8.- Durante los nueve meses de embarazo bloqueas tu cerebro para no escuchar los comerciales de televisión que te venden las mejores toallas higiénicas y tampones. En todo ese tiempo no volverás a ver sangre salir de tu cuerpo de ninguna forma tenebrosa como lo hacías cuando menstruabas.

9.- Nadie, lee bien, nadie te querrá decir las cosas feas que suceden en el mundo. Todos harán hasta lo imposible por protegerte y hacerte sentir tranquila durante tu embarazo, por lo tanto te librarás de muchas responsabilidades y cargas por varios meses. A disfrutar de la paz y el engreimiento sin remordimientos se ha dicho!

10.- Los rostros del monstruo de tu suegra, la menopaúsica de tu madre y la cucufata de tu abuela  mágicamente se convertirán en caras angelicales. La palabra madre tendrá otro significado para ti y de pronto te sentirás en potestad de juzgar a todos los malos padres del mundo.

11.- Tienes ahora la mejor excusa para tomarte fotos profesionales sin ser narcisista. Te retocarán con tanto Photoshop que cuando des a luz alucinarás que de verdad tuviste un embarazo elegante y hasta considerarás tener un segundo hijo sin esperar mucho.

12.- Aunque sea una mierda y le quite directamente importancia al rol del padre, todas las propagandas de televisión y las ofertas en las tiendas irán dirigidas a ti como mamá. Te sentirás poderosa y más madre que nunca.

13.- Ahora de embarazada podrás darte el lujo de ir a comprar a la tienda más grande, llenar tu carrito de compras hasta el tope y encima en el día más congestionado del año. ¡Alabanzas y flores a quien haya aprobado las leyes en el Perú para las colas y cajas preferenciales!

14.- ¿Flojera de dejar tu auto en la última esquina del estacionamiento del centro comercial?, pues cual perrito marca su territorio, querrás marcar todos los estacionamientos para embarazadas de los centros comerciales que frecuentes. Siempre habrá sitio para ti y para tu panzota de embarazada.

15.- Hasta la gente que no conoces se alegrará por tu embarazo.  Todos te miran, te sonríen, te ceden el paso, te ayudan con las bolsas, te entablan conversación y te ven DI-VI-NA. Eres de pronto la Pretty Woman de las calles y tú no harás más que disfrutarlo.


 ¿Te identificas con algún punto? Yo con casi todos.
Cuéntame cómo te fue a ti.



4 comentarios:

  1. HOLA, ME HACEN REIR TUS ARTICULOS, PERO EN ESTE HAY COSAS Q NO ME HAN PASADO, ESO DE Q TE CEDEN EL ASIENTO NO PASA LOS PRIMEROS MESES CUANDO UNO MAS NECESITA SENATRSE AL ESTAR EN UN BUS, BUENO AHORA SOLO TOMO COLECTIVO PARA REGRESAR DEL TRABAJO YA Q ERA MUY CANSADO TOMAR BUSES, GRACIAS A DIOS PUEDO PAGAR TAXIS CUANDO QUIERO Y CREO Q NUNCA HABIA USADO TANTOS TAXIS EN MI VIDA JAJAJAJAJ GRACIAS POR TUS ARTICULOS SON GENIALES , MUY REALISTAS Y NOS HACES VER LA REALIDAD CON MUCHA RISA! BENDICIONES!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón del mundo y me olvidé de poner eso que mencionas. Las colas preferenciales y las sillas preferenciales sólo son brindadas cuando nuestra panza parece una pelota de futbol (jijiji), pero antes de eso ni hablar! Qué bueno que te gusten mis artículos, los escribo con mucho cariño, a veces para hacerlas reir y a veces para reflexionar. Te juro que tuve un embarazo dramático y se nota en mis escritos. Un beso grande.

      Eliminar
  2. ESTE ES EL PERFIL DE MI ESPOSO NO T ASUSTES JAJAJAJA

    ResponderEliminar

Gracias por comentar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...