20 de enero de 2015

PORTABEBÉ FULAR MARCA CERCA A TI

Precio: S/.130
Dónde comprarlo: Delivery a domicilio o en el showroom de la Avenida Larco 1150, tienda 17, Miraflores, Lima (2 cuadras antes de llegar a Larcomar).
Colores: diversos.
Tallas: única.
La recomiendo: sí.


Lo positivo:
- El fular es de algodón pima (100% respirable y lavable).
- Es antialérgico.
- No destiñe.
- La tela de algodón no se siente rígida al movimiento como lo haría un canguro.
- Es reversible (tiene un patrón de un lado y es de color entero del otro).
- Los patrones a escoger son modernos, divertidos y de gran variedad. 
- Tiene un bolsillo (en donde iría la espalda del bebé) para guardar cosas pequeñas.
- Viene en una sola talla adaptable a todos los cuerpos, a todas las tallas y a todos los pesos. 
- El precio es el mismo o incluso menor a un canguro.
- Se puede usar en bebés recién nacidos hasta niños de 3 años, no como el canguro que en su mayoría se usa hasta el año.
- Recomendado de usar con bebés prematuros.
- Recomendado para usar con bebés con reflujo (como mi hija).
- El fular se puede usar en 9 posiciones distintas.
-La variedad de posiciones permiten tapar al bebé adecuadamente en invierno y refrescarlo en temporada de verano.
- El bebé queda a "la altura del beso" y no tan abajo como quedan los bebés con el canguro.
- El peso del bebé está bien distribuido y no duele la espalda.
- Las piernas del bebé no quedan colgando de manera vertical como en el canguro, sino que quedan en posición "ranita".



Lo negativo:
- Si no se da un momento para entender las instrucciones y/o para practicar, resulta complicado de amarrar y de entender.


Opinión personal:
Antes de conocer el fular, en mi mente sólo existía el canguro. Ponerse el portabebé se veía difícil,  la posición en que quedaban las piernas del bebé me daba desconfianza, no creía que se pudiera usar con recién nacidos y encima no sabía qué variación de portabebé funcionaba para mí (fular, portabebé regulable, pouch, mei tai, etc.).

Solicité información en la página de facebook y la asesoría que me brindaron me dejó sorprendida. No sólo me respondieron casi de inmediato, sino que evaluaron lo que mejor se adaptaba a mis necesidades, absolvieron mis dudas y me orientaron de principio a fin con una calidad de atención increíble (hasta respondieron mi correo a las 4am!).

Resulta pues que el fular era lo que mejor se adaptaba a mi bebé que para ese entonces tenía un mes de nacida. Al principio ponerse el fular lleva su esfuerzo, no voy a mentir; pero al segundo intento la cosa se hace más lógica, rápida y automática. Yo vi unos cuantos videos en internet, analicé bien los dibujos que me mandaron y practiqué con una muñeca (tal y como me lo recomendaron en la tienda). Las dos primeras veces mi bebé lloró mucho y estuve a punto de darme por vencida, pero seguí los consejos de la asesora y la cosa cambió inmediatamente. El truco era introducirla ya cambiada, alimentada y lista para dormir.
La tercera y cuarta vez dejó de llorar pero aún se quejaba un poco; pero a partir de la quinta vez la cosa cambió dramáticamente. A partir de ese entonces cada vez que la meto en el fular no pasan ni dos minutos para que se quede dormida y ya no tengo necesidad de arrullarla o pasearla mucho. A ella le encanta estar ahí tan cerquita de mamá, sintiendo mis latidos, escuchando mi voz y sabiendo que la voy a besar cada vez que pueda. Cuando no quiere dormir mira el resto del mundo sintiéndose segura y pegada a mí.

Como la tela del fular es de algodón, es bastante flexible y respirable. Hace poco estuvimos en pleno verano con el fular puesto y pude maniobrar la tela para que parte del cuerpo de mi bebita esté más fresco. Así también, en temporada de invierno se mantiene bastante caliente ya que estamos en contacto directo piel-con-piel.
En cuanto a mi preocupación por la posición de sus piernas, mis dudas quedaron en el olvido. Mas bien ahora me preocupo porque sus piernas estén abiertas (en "ranita") y ella sola adopta esa posición porque es cómodo y natural para ella (como cuando estaba en mi vientre).
La primera vez que salimos a la calle regresamos a casa después de cinco horas de haber caminado y sin pizca de dolor de espalda. El peso está tan bien distribuido que no se siente tirante en una sola parte del cuerpo y lo mejor de todo es que las manos quedan totalmente libres para otros asuntos.

Pero con todo lo positivo que escribo arriba, no hay mejor beneficio que usarlo con mi bebé que sufre de reflujo. La posición vertical es la mejor para su problema y con el fular puedo monitorearla directamente por si presenta un ahogo ya que estoy súper cerca para sentirla y escucharla.

Sé que hay otras variaciones de portabebé como el portabebé regulable, el mei tai y varios más; pero el fular me parece el más completo.

No se puede pedir más. Producto totalmente recomendado no sólo para salir a la calle, sino para estar dentro de casa. Los dejo con unas imágenes interesantes y unos cuantos videos explicativos.


¿Alguna con la misma experiencia?
Ayudemos a todas los padres que nos leen contándonos sus experiencias.


Acá traigo una lista de opiniones sobre otros artículos necesarios para las salidas o viajes con el bebé (cada semana agrego uno, así que atentas!):

Silla de auto Savile V2 de Infanti
Funda parasol marca Infanti


Logo oficial de la marca

Manos libres y espalda descansada

Posición y contacto piel con piel

Posición de "ranita".

Diferencia entre canguro y portabebé ergonómico


9 posiciones.

Pasos para ponerse un fular

Fular con bebé recién nacido, nudo básico.
El video no pertenece a "Cerca a ti", es sólo orientativo.


Fular y posición de amamantamiento vertical.
El video no pertenece a "Cerca a ti", es sólo orientativo.


Papá canguro con fular y bebé de 5 meses.
El video no pertenece a "Cerca a ti", es sólo orientativo.

Cruz envolvente en la espalda con fular en bebé de 1 año.
El video no pertenece a "Cerca a ti", es sólo orientativo.

Nudo a la cadera con fular y niño de un año.
El video no pertenece a "Cerca a ti", es sólo orientativo.






1 comentario:

  1. Hola mamá con drama, qué bueno que descubriste los fulares en un momento preciso, el post está muy bueno. Algunas aclaraciones para tus lectores... Primero, el portabebé que haces revisión no se llama solo fular, sino FULAR SEMIELÁSTICO (si es 100% algodón pima), y estira solo en diagonal y horizontal. También existen los fulares elásticos, los que tienen 90 o 95% de algodón y el resto de material sintético. como el expandex o el elastano y esto hace que estiren en todas direcciones. Y los mejores para mi que son los fulares tejidos (woven wraps), que estiran solo en diagonal, motivo por el cual son los que se usan para porteo en la espalda, parecido a la manta andina pero diferente, con mayor seguridad así puede uno hacer quehaceres con el bebé atrás. Segunda observación, es inexacto que los fulares elásticos o semielásticos sean óptimos cuando el bebé gana peso, y menos hasta los 3 años... Son una delicia en bebés pequeñitos, desde un mes, hasta 3, 4 , 5 meses, y luego ya depende de la habilidad en tensar para generar comodidad, un bebé de 1 año que pesa 10 o 12 kilos ya no va a ser muy cómodo de portear en fular elástico, rebota. Ymucho más cuando un bebe tiene 3 años, y pesa 15 kg a más. Tercero, con fulares SEMIELÁSTICOS como el tuyo no recomendamos el preanudado, sino desde inicio la CRUZ ENVOLVENTE y otros nudos que se hacen con el bebé cargado, para que no pierda tensión y el bebé no se chorree. Cuarto, sería bueno colocar las medidas del fular, sobre todo el ancho, porque algunas marcas inescrupulosas comercializan fulares de 50 cm de ancho, con los cuales el fular es útil por un par de meses. Saludos!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...