25 de noviembre de 2014

¿QUÉ LLEVAR EN LAS MALETAS PARA EL HOSPITAL?


Hablo de maletas (en plural) porque en esta publicación detallo las cosas que necesitan llevar al hospital el papá, la mamá y el bebé. Para ayudarlos mejor, hay unas cosas que necesitan saber sobre nuestro parto para que así puedan proyectarse sobre la cantidad de cosas que ustedes podrían llevar:
Mi parto fue por cesárea y nos quedamos dos días y medio en la clínica (usualmente cuando es parto natural se quedan menos tiempo y por ende, se necesitan menos cosas).
Nuestra bebé nació casi a las 39 semanas y pesó 3 kilos (esto es importante para saber qué talla de ropa y qué talla de pañales llevar para el bebé).

Dicho todo esto les resumo las cosas que llevamos en nuestras maletas:


1.- Ropa para mamá:
  • 2 sostenes de lactancia. Preferentemente que sean de lactancia porque es más fácil sacar el seno por la ranura. Así des de lactar, te extraigas manualmente la leche o intentes darle las primeras gotitas de calostro a tu bebé, estos sostenes son bastante útiles para no desvestirte la mitad del cuerpo. 
  • 2 calzones cómodos. Preferentemente que sean de maternidad (esos que llegan hasta arriba en la barriga), ya que sujetan bien los pañales postparto y no ajustan el corte de la cesárea. 
  • 1 pijama o bata. Que tenga fácil acceso a los senos, que se abra con botones en el pecho y que no sea ajustado. Los pantalones de pijama podrían apretar el corte de la cesárea, así que un camisón es siempre lo mejor.
  • Pantuflas. Que sean cómodas y fáciles de poner. Recuerda que al segundo día de la cesárea ya podrás pararte pero aún no podrás agacharte para meterte las pantuflas a los pies; y no estarás caminando sin zapatos por la habitación del hospital, ¿o sí?. 
  • 1 par de medias. Hace mucho frío en los hospitales y deberás mantenerte caliente.  A muchas mujeres se les baja la presión durante las primeras horas del postparto y siempre es necesario tener unas medias gruesas para controlar los escalofríos.
  • Ropa para salir del hospital. Que sea cómoda, que sea fácil de poner y  que no apriete el corte de la cesárea. Ponle énfasis en que no sea ropa ajustada porque podría evidenciar algún derrame de sangre o el tremendo pañal que llevarás puesto. No olvidar zapatos cómodos y fáciles de poner. Yo recomendaría que sea la misma ropa que usabas cuando tenías 6 meses de embarazo, ya que te quedas con la barriguita de ese tamaño cuando das a luz. Yo usé la misma ropa con la que entré al hospital.
2.- Ropa para papá:
  • 2 mudas de ropa. Lo necesario para sobrevivir decentemente en los dos días de estadía del hospital.
  • 1 abrigo. Alguna casaca, chompa u otro para protegerse del frío típico de los hospitales durante la noche.
  • 1 pijama o buzo. Papá también merece estar cómodo a la hora de dormir.
  • Pantuflas. Sólo para que esté cómodo dentro de la habitación.
3.- Ropa para el bebé:
  • 3 juegos de ropa interior: gorro, camiseta, manoplas, pantalón, medias (preferentemente de algodón suave porque irá en contacto directo con la piel del bebé).
  • 3 juegos de ropa exterior: gorro, chompa, pantalón, zapatitos (pueden ser de hilo, algodón grueso o de lana ya que irá encima de la ropa mencionada en el punto anterior).
  • 2 mantas: Una gruesa y una delgada.
4.- Artículos de aseo para papá y mamá:
  • 12 pañales postparto. A esta edad, usar pañales es lo más denigrante que nos puede pasar, pero les aseguro que son una salvación en el postparto. Las toallas higiénicas regulares no sirven para tremenda cantidad de sangre que sale después de dar a luz.
  • Shampoo, acondicionador, jabón. Que sean en frascos de viaje o en presentaciones pequeñas para que no ocupen mucho espacio en la maleta. ¡Sería ridículo llevar frascos de un litro!
  • Desodorante. Se suda mucho en el trabajo de parto y dos días en el hospital delatan a cualquiera. No querrán ser los apestositos del hospital.
  • Cepillo de dientes y pasta dental.  Pasta dental en presentación pequeña para que no ocupe espacio en la maleta.
  • Toallas de cuerpo y toalla de cara. Las grandes para el cuerpo después de la ducha y la pequeña para limpiarse el sudor del trabajo de parto o para el aseo facial diario.
  • Peine y ligas para el pelo. Ligas para hacerte un moño o una cola para estar más cómoda a la hora de pujar (parto natural), para estar más cómoda cuando te pongan el gorro en el quirófano (cesárea) y para estar más cómoda al alimentar a tu bebé.
  • Crema para cuerpo.  En frasco miniatura para no ocupar mucho espacio en la maleta. Se usará para después de la ducha y para que tu pareja te relaje los pies y las piernas.
  • Crema facial. Nunca hay excusa para dejar de hidratar la piel de nuestra cara.
  • Barra para labios. El jadeo del parto natural y el ambiente frío del hospital hacen que los labios se deshidraten y se cuarteen mucho. La lactancia da mucha sed también!
  • Maquillaje (opcional). Yo no quería verme como un zombie en las primeras fotos con mi hija así que me puse un poco de corrector de ojeras y color en las mejillas después del parto. Sólo un poquito para estar decente y no sentirme tan decrépita. 
  • Máquina afeitadora (opcional). Sólo si papá no puede estar un día sin afeitarse porque se convierte en el hombre lobo.
5.- Artículos de aseo para el bebé:
  • Pañitos húmedos. Un paquete para sobrevivir en el hospital.
  • Pañales. Dependerá mucho del peso que tenga el bebé al nacer y de la marca de pañales que piensen usar. Yo usé pañales marca Huggies, mi bebé pesó 3kg. al nacer y usó 23 pañales talla RN durante los dos días y medio que estuvimos en el hospital. Dependerá mucho si su bebé fuese prematuro o muy grande, así que cuidado con eso.
  • Plástico protector para cambiar pañal. No hay peor cosa que embarrar de caca el lugar donde estás cambiando al bebé y  peor si se trata de la cama donde estás durmiendo tú.
  • Kit de aseo para bebé. En mi hospital no me pidieron pero sé de otros lugares que lo piden. Frascos en miniatura de shampoo, crema para el cuerpo, crema para escaldaduras y jabón para el baño.
6.- Alimentación del bebé:
  • Pastillas postnatales. Llevé tres pastillas en un pastillero (ni loca llevaba todo el frasco).   
  • Gel antibacterial. Frasquito en presentación miniatura para desinfectarme las manos antes de alimentar a la bebé y para desinfectar a la gente que fue a visitarnos al hospital.
  • Discos absorbentes o de silicona. Los derrames de leche son más frecuentes de lo que te imaginas. Yo no necesité de estos paños porque tuve poca leche los primeros días, pero sé de gente que empieza a producir leche de inmediato. 
  • Crema para pezones rotos. Aunque no me fue necesario, yo de todas formas llevé mi crema para aliviar dolores y posibles grietas en mis pezones.
  • Almohada para lactancia. Por mi madrecita santa que le daría un hijo a quien haya inventado esta maravilla. Es un imprescindible para mí desde el día uno.
  • Chupón con clip (opcional). Si están de acuerdo con el uso del chupón es buena idea llevar uno pero con su respectivo clip para engancharlo a la ropita del bebé y evitar que se caiga al piso.
7.- Otros:
  • 2 mantas. Los escalofríos post parto son espantosos y hay muchos hospitales que son fríos. Una manta para mamá y otra para que papá se cubra en las noches.
  • Papel y lapicero. Después de la cesárea me prohibieron hablar por unas 6 horas porque se supone que me llenaría de gases, así que usé una libretita para comunicarme. La mejor idea del mundo porque a mí me gusta hablar mucho.
  • Papeles hospital. Papeles necesarios para el ingreso en el hospital: DNI, copias de DNI de ambos padres, recibos de pagos adelantados a la clínica e historial del embarazo (medicinas recetadas, ecografías tomadas, resultados de análisis de sangre, etc.).
  • Números telefónicos. Historial de teléfonos de emergencia de ginecólogo u obstetra, de familiares y/o amigos a quienes sea necesario avisarles de la situación.
  • Dinero. Aunque ya tengan todo cubierto por el seguro o ya hayan pagado por adelantado el parto, siempre se presentan gastos adicionales. Es bueno llevar una tarjeta de crédito, dinero en efectivo y moneditas sueltas. La tarjeta de crédito y el dinero en efectivo servirán para comprar cosas de último momento que no estaban previstas y las monedas sueltas servirán para comprar en las máquinas expendedoras a media noche, para pagar el estacionamiento o el taxi de regreso a la casa.
  • Cámara fotográfica, baterías extra y cargador. Nunca se confíen con las baterías de las cámaras fotográficas porque su carga se va bastante rápido (sobretodo cuando se filma).
  • Memoria para cámara. Recuerden que los videos ocupan mucho espacio en la memoria de la cámara y no queremos quedarnos sin la oportunidad de tomar algunas fotos, ¿verdad?
  • Celulares y cargadores. Celulares y cargadores de ambos padres.
  • Música (opcional). Tengo entendido que hay mujeres que necesitan música relajante con la que estuvieron practicando en sus clases prenatales para dar a luz. Este no fue mi caso. 
  
Estas fueron las cosas que nosotros llevamos en nuestra maleta y les aseguro que usamos todo! 
Yo les aconsejaría que pregunten en su hospital lo que les incluye su paquete de partos y lo que no. Por ejemplo, en mi hospital incluían el kit de aseo completo para la bebé pero no incluían las toallas para nuestro baño diario. Nos entregaron una bolsita con cepillo de dientes, jabón y otros (para mamá) pero no incluyeron casi nada para la estadía del papá. Por el contrario hay hospitales que incluyen los pañales, la leche en fórmula y hay otros que hasta incluyen los pañales postparto de la mamá. Es cuestión de preguntar. 

Les alcanzo también otras cosas que podrían necesitar o tomar en cuenta:
Bolsas vacías para la ropa sucia, lavar con jabón neutro la ropita del bebé para evitar alergias, ser cuidadoso con el perfume para mamá porque dicen que el bebé la reconoce por su olor y verificar en qué época estará naciendo el bebé porque de eso dependerá la ropita que le pongamos. 
No olvidarse tampoco de los lentes de medida o lentes de contacto, las sandalias para la ducha, y si están de acuerdo con el extractor de leche u otros accesorios para la lactancia también. 

Es súper importante que si van en su auto particular no se olviden de instalar la sillita para bebé y de averiguar el servicio del estacionamiento que incluye su  paquete de partos. En nuestro caso tuvimos que sacar un pase libre para no pagar el estacionamiento, sino nos hubieran cobrado una fortuna POR HORA por los casi tres días que estuvimos ahí.

No esperen a última hora para hacer las maletas. Les aseguro que lo último que se quiere en el postparto es que tu marido se desaparezca tres horas para ir a buscar cosas que no habían comprado o para ir a recoger cosas que se olvidaron. No hay cosa más tranquilizadora que vivir juntos toda esa experiencia de principio a fin sin estrés ni contratiempos.  

Espero les haya servido mi experiencia y puedan usar la lista para sus propios partos.
¿Hay algo que me olvidé de mencionar?
Si se me escapó algo, coméntenlo abajo para mantener actualizada la lista y ayudar a más parejas.


1 comentario:

  1. Un post genial con todas las cosas que nunca pueden faltar en las maletas para ir con lo máximo posible, muy útil!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...